Pueblo Mágico de Tlatlauquitepec

Tlatlauquitepec se encuentra enclavado en la sierra norte de Puebla, a poco menos de dos horas de la ciudad.

 Tlatlauquitepec es naturaleza en estado puro. Recorre uno de sus senderos entre vegetación y descansa junto a la presa de la Soledad, o atraviesa la alfombra verde de helechos hasta la cascada de Puxtla para conocer su poza azul. Atrévete a volar en tirolesa, a descender el cerro Cabezón en rapel o adentrarte a la cueva del Tigre.

En el centro de este pintoresco pueblo mágico, el ex convento más antiguo de su clase de toda Latinoamérica: Santa Maria de la asunción, de 1531. Aquí se formaron cientos de frailes y fue en su día un centro cultural.

Para terminar el día, prueba la deliciosa gastronomía local bajo los portales de la bellísima plaza de armas.

Cerro Cabezón

Considerado el jardín de la sierra.

 El cerro cabezón domina el paisaje desde cualquier punto del pueblo, adéntrate para capturar una imagen del santuario del señor de Huaxtla, admira la maestría de los artesanos plateros que viven entre árboles encinos y oyameles.

Desde la cúspide del cerro cabezón con su superficie caliza se ven las nubes volar a su alrededor mientras esté domina el paisaje con sus montañas, trazada en arquitectura de templos edificios y casonas.

Parroquia de Santa Maria de la Asunción

El ex convento franciscano fue construido en el año de 1531. 

Su claustro está formado con tres crujías cubiertas por techumbres de teja a dos aguas. Al centro del patio interior se desplanta una fuente labrada con la misma piedra de los metales.

A un costado del ex convento, se concluyó en 1963 la construcción de la iglesia de la Asunción, que cuenta con dos torres simétricas. En su interior podrá apreciar el artesonado decorado con figuras de flor y dos hileras de columnas clásicas, en las cuales descansa una tribuna a balaustrada, bajo la cual se disponen altares de estilo neoclásico.

Tlatlauquitepec

Más que saborear

En este hermoso lugar es de ley probar los exquisitos tlayoyos, tortillas rellenas de pasta de alberjón, papa o frijoles; las carnes ahumadas, el pollo enchilado al chiltepín o sin chile, costilla y longaniza ahumada, acompañados con salsas de diferentes sabores y tortillas hechas a mano.

Cabe mencionar que entre sus artesanías podemos encontrar trabajos de orfebrería, cestería, tallado de madera, tejidos de lana, alfombras florales, arcos de cucharilla y cera floreada.

¿Qué Hacer?

En la plaza principal la fuente central rodeada de portales anaranjados hace armonía con la naturaleza y un jardín de gran belleza dando parte al ecoturismo. Acompañados de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y al otro extremo el monumental palacio municipal.

¿Qué comer?

Los tlayoyos

Rellenos de hoja de aguacate, alberjon y chile de manzano acompañados de un rico mole de guajolote, atole de granillo, así como el pulque acompañado de chilpozontle un guiso de carne con verduras.

¿Qué llevar?

Textiles de Hueyapan

En la comunidad de San Andrés Hueyapan se conserva la antigua tradición de crear valiosos chales de bordar con telar de cintura, teñidos con colores naturales provenientes de plantas y especies de la región.

Chales, cotones, huipiles, fajas, rebozos, jorongos, colchas y tapetes conforman la extensa variedad de prendas que pueden confeccionarse.

Visita Tlatlauquitec en 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *